Buscar este blog

miércoles, 22 de noviembre de 2017

De la piscina al paseíllo....

Fue un 14 de julio de 1990. Es la hora del sorteo, los lotes ya están hechos y las cuadrillas van sacando la suerte para cada uno de los diestros. Seis toros del Conde de la Corte aguardan el apartado

Resultado de imagen de alternativa de Sergio SánchezPero el paseíllo no tendrá los protagonistas previstos. Manuel Montoliú quiere describir el lote a su matador cuando se encuentra una respuesta imprevista: "El Soro”, camino de Pamplona, ha pasado ha pasado a revisar la rodilla por la consulta del Doctor Guillén en Madrid y este le ha prohibido vestirse de luces. No podrá hacer el paseíllo hoy.  La alternativa de Sergio Sánchezfrustrada el 7 de julio, no tiene ahora padrino.

Montoliú comunica la noticia, y la Casa de Misericordia necesita encontrar un matador para esa misma tarde. Todavía no existen los teléfonos móviles.
 Piensan en Zaragoza y Soria como los puntos más cercanos para encontrar un torero de garantía. En Soria lo encuentran, al parecer,  nadando en la piscina.
Resultado de imagen de jose luis palomarJosé Luis Palomar, protagonista pocos años antes de la corrida del siglo,  le comentan que hay una sustitución en Pamplona, con el dinero, los toros, y el cartel. El matador acepta pero algo se le ha escapado  de la conversación cuando pregunta qué día es el festejo…
Para cuando Palomar quiere darse cuenta le falta tiempo , ya tienes toros, están sorteados, cuadrilla, la del Soro se ha ofrecido a actuar con él, trajes de luces, los tiene su mozo de espadas en Zaragoza y la Meca ha puesto un taxi para transportarlos, así como una habitación de hotel.
Palomar se presentó vestido de luces a las seis y cuarto en el patio de caballos, hizo el paseíllo y se convirtió en el padrino de alternativa del sexto matador navarro del siglo XX.

HARTOS DEL ENCASTE DOMECQ

Descripción

La imagen puede contener: exteriorGrupo que se solidariza con los aficionados al toreo y que sufren un día tras otro las descastadas y aborregadas ganaderías del encaste DOMECQ, que están reduciendo la fiesta a un solo encaste, que limitan la grandeza de este arte y aburren.
Este grupo apoya a todos los encastes (incluido éste), pero está en contra del monoencaste y de adulterar la fiesta a través de los toros inválidos, afeitados y artistas.
Tipo de grupo Club


23391 Miembros en Facebook

martes, 21 de noviembre de 2017

Premios taurinos provinciales de Huelva -2017.

Los Premios Excelencia Taurina de la Junta reconocen  este año al diestro  Miguel Ángel Perera, a la ganadería de los Hermanos Domínguez Camacho y al periodista Santi Ortiz Trixac.

El jurado también valora el trabajo de Margarita Pérez Crovetto, al frente del Servicio de Juegos y Espectáculos Públicos, y del mayoral Fernando Ramos.
El Jurado Taurino Provincial de la Delegación del Gobierno andaluz en Huelva ha concedido esta tarde al torero Miguel Ángel Perera, a Santi Ortiz Trixac y a la ganadería de los Hermanos Domínguez Camacho, los Premios a la Excelencia Torera, a la Difusión, divulgación y defensa de la Tauromaquia y a la Excelencia Ganadera, respectivamente. El acto de entrega de los mismos será a principios del próximo año.

domingo, 19 de noviembre de 2017

MÉXICO EN TELEVISIÓN

TOROS regresa a la Plaza México para ofrecer un año más, en directo y en exclusiva en nuestro país, la Temporada Grande 2017-18. La cita, que reúne cada temporada a muchas de las figuras más destacadas del toreo azteca y español, podrá seguirse en directo los domingos a las 23:30h. El primer cartel, este próximo domingo 19 de noviembre con el esperado mano a mano entre Julián López "El Juli" y Joselito Adame ante los toros de Teófilo Gómez.

"El Juli", Enrique Ponce, Cayetano, Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito y Luis David Adame, Sebastián Castella, Ginés Marín... el primer tramo de la Temporada Grande 17/18 en la Monumental Plaza México presenta una interesante variedad de nombres propios para los aficionados españoles. Desde este domingo 19 de noviembre y hasta el próximo mes de febrero, lo mejor del principal ciclo mexicano llega a TOROS, en el dial 67 de Movistar+.

sábado, 18 de noviembre de 2017

TENDIDO CERO

La mayor parte de la emisión de este sábado de Tendido Cero la ocupa una entrevista cargada de sinceridad y emoción con Paco Ureña.
 El torero lorquino, tras firmar una excelente temporada en la que ha cortado orejas en todas las plazas de primera en las que ha toreado, confiesa las vivencias más duras por las que ha pasado hasta alcanzar su estatus actual. Especialmente emotivo es el recuerdo que  Ureña tiene de Iván Fandiño y Dámaso González, que fallecieron este año, y que le han dejado una huella muy marcada. 
Resultado de imagen de Paco UreñaEl programa taurino ofrece así una entrevista en la que la que el hombre y el torero se desnudan a corazón abierto. 

Tendido Cero también ofrecerá la segunda parte de la visita a la ganadería de Sancho Dávila, que dará a conocer otras vertientes de su polifacética trayectoria en el mundo del toro. 
De la actualidad mexicana, se hablará del triunfo de Luis David Adame en Guadalajara, además de otras pinceladas informativas producidas en los últimos días.

viernes, 17 de noviembre de 2017

CUÁNDO EL FÚTBOL SUSTITUYÓ A LOS TOROS?

Resultado de imagen de FUTBOL ANOS 30El escritor británico J.G. Ballard apuntó durante una entrevista -concedida a la revista especializada Re/Search (1982)– que las corridas de toros habían sido tradicionalmente para los chicos de la clase obrera española, el equivalente al punk para los jóvenes británicos de las décadas de los ’70-’80.  
Ballard entendía que existían varias premisas similares en los dos fenómenos, por un lado las corridas de toros habían sido el único modo que tenía un chico de clase obrera española de pasarlo en grande, “con nada más que un poco de coraje”, se deduce que J.G. Ballard se refería al acto de torear y no sólo al de actuar como espectador pasivo en los festejos; y esto le recordaba a los jóvenes de clase obrera británica, desempleados y sin capacitación, que se agenciaba una guitarra y procuraban armar su propia banda, no sólo como una forma de expresar sus deseos y su descontento, sino con la esperanza de hacerse ricos y que la música les sirviera como ascensor social.
El autor de “El imperio del Sol” estaba en lo cierto cuando decía que durante siglos el toreo había sido la principal oferta de ocio para las clases populares españolas. Y prueba de ello son los discursos de Largo Caballero y Pablo Iglesias (el original) en favor de prohibir las corridas de toros durante la “jornada de descanso dominical”, porque pretendían incentivar que los trabajadores dedicasen esa festividad a alternativas de ocio consideradas “morales e higiénicas” en lugar de pasar el tiempo en las corridas de toros o en las tabernas.
 Sin embargo el toreo había dejado de tener ese papel preponderante en España mucho antes de que J.G. Ballard concediese esta entrevista a Re/Search. Un análisis de la prensa de la época confirma que los años ’20 fueron los de consolidación del fútbol como deporte rey, en paralelo al crecimiento de la oferta de crónica deportiva en prensa. Diarios como el ABC, El Heraldo de Madrid, El Liberal o El Sol empezaban a contar con periodistas especializados en deporte. Y también iban apareciendo publicaciones exclusivamente deportivas como España Sportiva, Heraldo Deportivo o Gran Vida, siendo precisamente esta última publicación la que se atrevió a registrar oficialmente que el fútbol había sustituido a los toros en el imaginario colectivo nacional. Por lo menos, entre los más pequeños.
“Los juegos de chicos imitan a los mayores -en la III Guerra Carlista se jugaba a la guerra; con la Restauración, a los toros; y ahora al fútbol”, Fabian Vidal, 1924.
Resultado de imagen de zamora portero de futbolEl artículo se titulaba “Rasgo de una España nueva” (1925) y describe casi en tono de cuento como la afición al fútbol se estaba extendiendo entre los niños madrileños. El documento tiene bastante interés, porque la descripción que hace de las características que observa en el comportamiento de los niños prefigura muchas de las dinámicas que hoy en día siguen vigentes. El texto empieza diciendo: “Los chiquillos ya no suelen decir que van a ser toreros (…). Hoy, los chiquillos, apenas saben andar, aprenden de sus hermanos como “se tira” Zamora; dan la pelma en sus casas porque quieren ser del equipo de Los Leones”. Esta forma de expresarse parece que no deja lugar a dudas. La afición a la tauromaquia estaba en recesión. A partir de aquí empieza una descripción pormenorizada y con muchos ejemplos prácticos de cómo actúan los más jóvenes en relación al nuevo fenómeno.
Resultado de imagen de CROMOS del fútbolEl texto nos informa, con todo lujo de detalles, de que las principales características del aficionado al fútbol, como espectáculo de masas, ya estaban presentes en 1925. Aparecen recogidos los dos tipos de idolatría deportiva, el relativo a futbolistas estelares (Zamora) y el que corresponde a equipos dominantes (“Los Leones”). También se hace mención a la cultura del coleccionismo, puesto que los chiquillos del reportaje dejan de ir al cine para poder comprarse “botas de fútbol y una camiseta de colores”. La demanda de información -que hoy cubrimos abusivamente gracias a Internet- se manifiesta en esta nota con los niños procurando ser los primeros en leer el periódico de la casa, para enterarse de los resultados. Incluso la hostilidad entre aficionados a distintos equipos aparece prefigurada en los “mojicones” (bofetadas) que se propinan en las escuelas por ser seguidores de equipos distintos.
Resultado de imagen de “ejercicio, fuerza y salud”Aunque, como se ve por los mojicones, ya existían indicios de que el fútbol iba a ser terreno abonado para “las manifestaciones más delirantes del personalismo”, por usar una expresión de Josep Pla. El autor del artículo de Gran Vída, Félix Tejedor, defendía en cambio que el virus del fútbol (él lo llama “sarampión”) pese a provocar algunas secuelas negativas como cristales rotos o la ropa de calle deteriorada, compensaba a la sociedad por lo que “ganan” las “piernas y pulmones” de los niños. Hay una crítica a los colegios por ser “cajas de muñecos”, interiores estrechos sin luz ni aire, y una petición por promover el ejercicio como instrumento de cambios sociales. El articulista había planteado el texto como una excusa para proponer que se aprovechará el espontáneo interés de los niños en el fútbol, creando las infraestructuras adecuadas para la práctica del deporte (campos, stadiums…), lo que en su opinión permitiría implementar un nuevo modelo social y educativo en el que las características granujadas infantiles serían sustituidas por la cultura del “ejercicio, fuerza y salud”.
“El público ha respondido y en finales de década es cuando Don Miguel Unamuno, asustado por incidentes en los campos, vaticina que con el tiempo el fútbol enfrentaría personas, clubes y aún ciudades”, Pedro Escartín, 1928.
Resultado de imagen de FUTBOL ANOS 30
No obstante, desde una perspectiva del siglo XXI, no parece que el fútbol haya resultado un motor que promoviera ese tipo de cambios socio-culturales, sino que el orden causa-efecto más bien parece el contrario. Los tiempos estaban cambiando y eso se tradujo en nuevos intereses. Un artículo de Fabián Vidal en El Mercantil Valenciano, coetáneo de este que estamos citando y titulado “Juegos de chicos”, señalaba que cada época había tenido su juego infantil a imitación de la vida adulta. Así durante la III Guerra Carlista se jugaba a la guerra; con la Restauración, a los toros; y a mediados de los años ’20, al fútbol. Y esta misma reflexión de Fabián Vidal fue citada por Unamuno, en una columna de signo totalmente opuesto al de Gran Vida, en la que alertaba de que “el público de los partidos de pelotón es aquí el mismo que el de las corridas de toros y no más culto”.
Resultado de imagen de TOROS AÑOS 30De hecho Unamuno creía que, potencialmente, el fútbol tenía mayor capacidad para hacer daño, puesto que si en los momentos más delirantes de las corridas de toros se habían quemado los tendidos de una plaza, a lo que nunca se había llegado era a desear la muerte de nadie, y eso ya se estaba escuchando durante los partidos de fútbol en los años ’20. Y es que a pesar de que el fútbol de antaño suele ser idealizado por el presente, el texto de Unamuno revela que los aficionados de entonces ya estaban golpeándose por lo que ocurría durante los partidos. Según Unamuno no por “una manifestación de nuestra siempre latente guerra civil”, sino por otra tradición nacional: el localismo mezclado con incivismo. Cabe preguntarse cómo seguimos de aquello casi cien años después.
http://www.ecosdelbalon.com